Federation Europeenne de Krav Maga-RD (SECTOR ESPAÑA)

Federación Europea de Krav Maga - Richard Douieb (Sector España)

  • ÚLTIMAS NOTICIAS

    • 16-01-2016 >>
    • ¡APERTURA DE NUEVA SALA EN MADRID!

    • La Escuela Kairos (llevada por Alexandre Orozco - nuestro President...
    • Leer más
    • 09-05-2010 >>
    • Nuevos cinturones negros en España

    • Este sábado 8 de mayo y presidido por Richard Douieb, han ap...
    • Leer más
  • PRÓXIMOS SEMINARIOS

    • 17, 18 y 19 de Junio de 2011 >>
    • Seminario largo nacional

    • - (España)
    • 1º que se realiza con las nuevas normas de la FEKM-RD. 16 horas de entrenamiento m&a...
    • Leer más
    • Mayo de 2011 >>
    • Exámenes de grado

    • Madrid - Madrid (España)
    • Para participar al examen de cinturón, teneis que informar a vues...
    • Leer más
  • Preguntas a Richard Douïeb sobre el combate duro

  • Autor: Richard Douïeb
  • Publicado en: ()
  • Hola Richard, nos puede dar algunos consejos sobre los combates duros?

    Hola Teddy. La pregunta es muy general y la repuesta varía ampliamente, según las cualidades físicas y psicológicas de los individuos.
    En primer lugar, un asalto puede ser duro si los contrincantes han adquirido un nivel técnico y físico suficiente para esto. Lo cual se  corresponde, en un practicante completamente novato, con un año y medio de trabajo aproximadamente.
    Para esto, el trabajo de los combates relajados es muy importante porque permite ejercitar las cualidades de visión, de distancia justa y de coordinación de los movimientos con el buen timing, todo ello conservando su integridad física y su seguridad. En efecto, el practicante que trabaja siempre de manera dura, con el perpetuo miedo al daño físico, ve esta seguridad disminuida, contrariamente a la creencia general.
    Un mes o dos antes de un combate duro podemos introducir secuencias de entrenamiento de combate más rudo, con golpes más marcados, pero siempre de manera controlada. Es por esto que lo ideal sería poder entrenar a tres personas en alternancia. El que no está peleando podría calmar y, si es necesario, aconsejar a los contrincantes. Estas secuencias duras no sustituyen en ningún caso a la práctica de los combates relajados,  que resultan siempre beneficiosos.
    El aspecto psicológico es sin duda primordial. En la primera parte de este texto ha sido ya abordado. El practicante no puede acercarse al máximo de su potencial si no ha aceptado completamente el enfrentamiento en toda su dureza y sus consecuencias. Un combate previsto con antelación puede resultar más penoso que un combate o una pelea improvisada, porque la imaginación entra en juego y se encarga de perseguir al futuro examinado. Lo más difícil entonces es enfrentarse a los propios temores.

    El miedo es un proceso psicológico normal. Conocerlo contribuirá a aceptarlo. Aceptar los propios miedos antes del combate contribuirá a asimilarlos, y todo este camino debería no sólo liberar al luchador, sino que, además, debería trasladarlo de manera más global a los beneficios de un mejor combate.
    La prueba del combate duro, obligatoria para los federados que deseen pasar los cinturones a partir del verde, no se transforma en ningún caso en un espectáculo de gladiadores. Su visión debe ser analítica y objetiva. Nadie está obligado a pasar los exámenes, y el practicante puede perfectamente evolucionar sin tener que probarse, pero para los voluntarios bien preparados, los beneficios son infinitos.