Federation Europeenne de Krav Maga-RD (SECTOR ESPAÑA)

Federación Europea de Krav Maga - Richard Douieb (Sector España)

  • ÚLTIMAS NOTICIAS

    • 16-01-2016 >>
    • ¡APERTURA DE NUEVA SALA EN MADRID!

    • La Escuela Kairos (llevada por Alexandre Orozco - nuestro President...
    • Leer más
    • 09-05-2010 >>
    • Nuevos cinturones negros en España

    • Este sábado 8 de mayo y presidido por Richard Douieb, han ap...
    • Leer más
  • PRÓXIMOS SEMINARIOS

    • 17, 18 y 19 de Junio de 2011 >>
    • Seminario largo nacional

    • - (España)
    • 1º que se realiza con las nuevas normas de la FEKM-RD. 16 horas de entrenamiento m&a...
    • Leer más
    • Mayo de 2011 >>
    • Exámenes de grado

    • Madrid - Madrid (España)
    • Para participar al examen de cinturón, teneis que informar a vues...
    • Leer más
  • Krav Maga: la ley del Talión

  • Autor: Richard Douïeb
  • Publicado en: KARATÉ BUSHIDO ()
  • Incontestablemente eficaz, el Krav Maga, el arte de defensa personal enseñado a los militares israelíes, es, por principio, de una simplicidad sorprendente. Es esta depuración la que asegura el aspecto de "realidad". Richard Douïeb, representante de este movimiento en Francia, nos habla de su entrada en el G.I.G.N., entre otras cosas...

    Karaté Bushido : " Richard Douïeb, nos puede hacer un breve resumen de su método?"

    Richard Douïeb : El Krav Maga ha adoptado los principios fundamentales de simplicidad y de lógica del movimiento. Creemos que las artes marciales tradicionales son demasiado complicadas, y a menudo van acompañadas de técnicas excepcionales, pero desgraciadamente irrealizables ante un peligro real. Para desmarcar el Krav Maga de un arte tradicional, yo diría que en los segundos, cuanto más subimos de graduación, las técnicas que aprendemos son más difíciles, mientras que, por el contrario, nuestro objetivo es simplificar todavía más a medida que accedemos a los niveles superiores. En Krav Maga, consideramos que la dificultad reside en la simplicidad y la supresión de los movimientos inútiles, de manera que podamos obtener una eficacia máxima en caso de agresión. Esta búsqueda de eficacia permite a todo los practicantes, incluso a los principiantes en deportes de combate, obtener rápidamente un nivel correcto. Los movimientos simples tienen otra ventaja además de la eficacia. Requieren, por parte del alumno, de un conocimiento inmediato de los puntos que más controla. En efecto, aprender a utilizar solo el mínimo indispensable de técnica y energía frente a un adversario lleno de emociones negativas tales como el miedo o el odio, o a menudo las dos, exige de este alumno el indispensable control que le permitirá juzgar con una mayor lucidez cuándo deja de existir peligro, y así parar su ataque contra un agresor cuando éste ha dejado de ser peligroso.

    K.B. : El G.I.G.N. se ha interesado en vuestro método. El balance…?

    R.D. : En efecto, los gendarmes del GIGN se han interesado por el Krav Maga y, después de examinarlo en profundidad, sus expertos, cinturones negros con danes en diversas disciplinas, lo han adoptado. En este sentido, tengo que destacar mi gran satisfacción por enseñar a esta unidad de élite. Debo señalar el progreso adquirido en poco tiempo, desde el comienzo de la formación en noviembre pasado, así como una progresión constante de su eficacia en combate cuerpo a cuerpo. Mejor que cualquiera, los gendarmes del GIGN que efectúan alrededor de 60 misiones anuales (de las que hablamos tan poco), poniendo en peligro sus vidas en una media de más de una vez por semana, pueden servir de ejemplo a todos los practicantes que creen saberlo todo, o a los que pretenden, impacientemente, quemar etapas.

    K.B. : Se vio usted fuertemente impresionado durante su primer encuentro con su maestro. Háblenos de esta ocasión.

    R.D. : En la época en que me reclutaron para realizar el servicio militar en Israel en el 74, yo era ya un aficionado de los deportes de combate, y me había sumergido en ellos con una avidez casi bulímica. En estos años, Bruce Lee y las películas denominadas de Karate habían contribuido enormemente a dar a conocer las artes marciales, proporcionando una idea más o menos lejana de la realidad (en particular aquélla caricaturesca de los viejos maestros), al joven que yo era todavía. Durante mi servicio militar, mi teniente decidió enviarme a un seminario de formación intensivo, con el fin de que llegara a ser monitor militar de Krav Maga. Es ahí donde conocí a mi instructor Raphy Elgrissi, uno de los primeros alumnos de Imi Lichtenfeld y que, más tarde, continuaría enseñando en el ámbito civil. Ocupados como estábamos en grabar las técnicas, ninguno de los alumnos nos habíamos dado cuenta de la presencia, sentado en la sombra, de un hombre mayor elegantemente vestido, observando atentamente la lección y teniendo cuidado de no perturbar al grupo. Transcurridos varios minutos de clase, nuestro profesor descubrió la discreta presencia del espectador. Inmediatamente, su actitud se volvió profundamente respetuosa y le rogó que se acercara para poder presentarlo: en este momento conocí al Maestro Lichtenfeld (conocido como Imi) fundador del Krav Maga, quien iba a cambiar radicalmente mi visión de las artes marciales y de la vida en general.
         En los años siguientes, Imi iba a ser mi maestro de pensamiento y mi padre espiritual. Su contacto me enseñó que la verdadera grandeza está en la simplicidad.
        Su sentido del humor omnipresente le convertía en accesible para todos. Observando a este ser fuera de lo común a lo largo de estos años, y a la vez que aprendía de Imi el Krav Maga (era él en persona quien me daba las clases teóricas), entendí que la búsqueda de la eficacia en la técnica o los combates están al servicio de la evolución personal del individuo.
         Una técnica eficaz de defensa contra un ataque es, simplemente, la pureza de dicha técnica. Por una extraña alquimia, esta pureza técnica influye en nuestro psiquismo, encarrilándolo hacia el buen camino cuando éste tiende a desviarse de su trayectoria.
         Imi, con la ayuda del Krav Maga, ha encontrado en su disciplina un excelente espejo dispuesto a reflejar sobre el practicante toda la humanidad que le impregna, aportando, por su comprensión del otro, el toque final del gran Maestro.

     Reportaje : Jean Paul Maillet

     Puntualización

     Richard Douieb hace de nuevo una puntualización respecto del Krav Maga y el Krav Contact :

         "Pese a las explicaciones iniciales, muchos interesados piensan que Krav Maga y Krav Contact tienen algo que ver, por culpa de la similitud de  sus nombres.
         El Krav Contact fue elaborado en París hace 4 o 5 años, por un profesor de Judo y otro de Karate. El krav Maga nació en Israel en los años 40, y fue concebido por el Maestro Imi Lichtenfeld. Reconocido por su extrema eficacia, fue introducido en el ejército israelí, donde el Maestro Lichtenfeld no ha parado de mejorarlo antes de que los policías de Chicago, Los Angeles, Boston o  Illinois se interesasen y lo adoptasen finalmente, igual que algunos agentes del FBI.
         Lamento que los dos creadores del Krav Contact hayan creído conveniente adoptar un nombre tan similar, creando así una confusión que, aseguran, no ha sido voluntaria."